jueves, 18 de octubre de 2018

CALIGRAFIAR




Dicen que el idioma Castellano es "rico" y yo me pregunto: ¿de qué sirve cualquier tipo de riqueza si no se comparte?
Esta es una publicación bastante sencilla en la que me gustaría destacara algunas palabras que no tienen un uso cotidiano pero podría interesar como información a la hora de escribir o de leer.
Cada palabra tiene varios significados de los cuales he tomado solo uno. Mi apunte se orienta hacia el subtítulo, por ejemplo: en el número uno destaco la definición correspondiente a "viento", y así sucesivamente.
Que nadie se asuste que no comenzaré con una extensa disertación sobre la riqueza, el egoísmo y el altruismo... en realidad está reservada para otra oportunidad -ji ji!-.
Conocer nuevas alternativas caligráficas creo que es agradable y poco a poco iré ampliando el vocabulario. 

Debo realizar un "mea culpa" porque reconozco que yo intento aprender todo lo que puedo cada día y por eso me gusta compartir este tipo de entrada.

1 - Palabras al viento:
RACHA: Ráfaga de aire.
SEPTENTRIÓN: Viento que viene desde el Norte.
CÉFIRO: Viento suave y apacible.
SIROCO: Viento que llega desde el sudeste.

2 - Nadando entre letras:
PIÉLAGO: Parte del mar que dista mucho de la tierra.

RELENTE: Humedad de la atmósfera en noches oscuras.
MOLLINA: Lluvia suave, llovizna.
ESTERO: Terreno bajo y pantanoso, con abundancia de plantas acuáticas

3 - Suspiros al aire:
TIRO: Corriente de aire que produce el fuego de un hogar (o estufa de leña).
HÁLITO: Vapor arrojado.
SINGULTO: Sollozo.
AURA: Aliento, soplo suave de aire.

4 - Naturaleza verde:
SOTO: Sitio poblado de árboles y arbustos.
FRONDA:Conjunto de hojas o ramas que forman espesura.
TAMUJA: Hojarasca de los pinos.
CONÍFERA: Tipos de árboles o arbustos como el pino, el ciprés o la sabina.

5 - Descalzos en la arena:
SABLÓN: Arena gruesa.
CORITO/TA: Desnudo/da.
MOSTRENCO: Persona que no tiene hogar.
INERME: En sentido figurado: indefenso.

 cg














sábado, 22 de septiembre de 2018

Neura sabatina, de estado: Pensativa.

En una visita que hice a una amiga en una popular ciudad europea, aproveché a comprarme zapatillas de deporte que estaban rebajadas de precio.
Estaba en la tienda esperando que me cobraran cuando, al ver unas cajas vacías recordé que mi amiga me había dicho que necesitaba algunas de tamaño mediano, para organizar algunos souvenirs pequeños que guardaba y no acababa de encontrarles un lugar adecuado. 
Estaban apiladas detrás de la puerta de entrada que era de vidrio, la cual dejaba ver también papeles arrugados y su disposición me hizo pensar que las querrían tirar a la basura. Así que le pregunté al dependiente, le expliqué el caso y le pedí si me hacía el favor de dármelas. No solamente accedió gustoso sino que además me las dio en tres bolsas de la tienda como si llevara de verdad tamaña compra. 
La gran sorpresa que me causó la absurda situación de que yo hiciera esa "compra tan grande" hizo que de súbito largara yo una sonora carcajada, cosa que mido mucho, ya que padezco ataques de risa y vaya calor que me han hecho pasar en alguna ocasión!!, de verdad que no puedo parar de reírme hasta que me quedo sin fuerzas, entonces lo contrarresto con una estudiada seriedad casi fúnebre.

Aaaaaayyyyyy! me viene, me viene el momento nostálgico!! recuerdo a mi padre que me quería muchísimo -que en paz descanse- cuando me decía que yo no sabía de términos medios: o me río mucho o lloro mucho, que los extremos son parte de mi vida y que no conozco los grises, que todo es blanco o negro para mí, etcétera, etcétera...  bueno, no te aburro más con detalles que escapan a la neura que te estoy contando que me ha atacado hoy.

-Como te decía, la atrevida e involuntaria carcajada de pronto quedó empequeñecida frente a algo más absurdo aún que el dependiente me contaría como anécdota de su trabajo: meter cajas vacías en bolsas era algo que varias clientas se lo pedían para que al verlas por la calle y al llegar a su casa las personas que se cruzaban en su camino las miraran y admiraran de  su "enorme" compra. Él accedía encantado ya que las bolsas estaban rotuladas con el logotipo de su negocio y por lo tanto estas señoras llevaban su publicidad ahí donde fueran.

En el camino de vuelta a la casa de mi amiga en la que me hospedaba esos días, me invadió una mezcla de vergüenza ajena con tristeza al pensar en las pobres almas que necesitan llenar con miradas materialistas los vacíos de su vida, vida también materialista aunque sustentada desde una mentira.

En este noveno mes del año, después de comunicarme con mi amiga esta mañana por skype, volví a quedarme pensativa... aún me cuesta creer al ver alguna "consumidora" llena de bolsas de compras si realmente tienen algo dentro.
Me pregunto también si bajo esa apariencia de buen status de verdad se sienten realizadas, ya que no se necesita más que un buen corazón para sentir la vida llena, si se recurre al materialismo para llenarla, mal estamos.

No me explico como se puede vivir el día a día cuando al llegar a casa y toparse con la hora de la verdad abran esas cajas vacías, llenas de miradas juzgadoras, llenas de un orgullo inexistente, vacías de sensatez.

Sí, hoy la neura sabatina me ha dejado pensativa.



cg


lunes, 21 de mayo de 2018

Yo quiero desearte… Tiempo!


El tiempo que yo te deseo que tengas es para algo más que verlo transcurrir en el reloj, es tiempo para que lo vivas.

Tiempo para pensar… pero no solo en preparar las actividades diarias; sino tiempo para prestarle atención a los deseos dormidos que anidan en tu alma y que reflexionando los despiertes.

Tiempo para descansar… pero no solo cuando el calendario te avisa que hay vacaciones; sino que puedas descansar todos los días con la tranquilidad que aporta el saber que ese día lo has vivido, lo has sentido en cada uno de tus actos.

Tiempo para errar y acertar… pero no actuando por capricho de mejorar, sino para saber que solo pasando por el primer paso se llega al segundo, y la experiencia es la que te premia con los aciertos haciendo que seas cada vez mejor.

Tiempo para escuchar y ser escuchado… para escuchar a tu corazón, es el único que te llevará por el camino real de la felicidad; todas las personas te oyen pero el tiempo que yo te deseo es para que sepas discernir quien está dispuesto a escuchar lo que tú quieres decir, lo que sientes, lo que deseas.

Tiempo para preguntar y para responder… pero no para interactuar mecánicamente con los demás; sino para que puedas plantear con confianza la duda que te aqueje, que no se asfixie en el infierno inexistente de la ansiedad. Tiempo para responder en distintas situaciones con la serenidad de quien está seguro de su valía. 

Tiempo para sorprenderte… pero no frente a las novedades que matizan la rutina; sino para poder disfrutar de los cambios sin asustarte, la sorpresa a veces corta la respiración un momento, es esa sensación única que nos provoca algo que realmente nos interesa. 

Tiempo para soñar… pero no correr detrás de una meta; sino para deleitarte con ilusiones que parecen imposibles porque puedes despertar en medio de una realidad como la habías soñado, como no te lo creías. 

Tiempo para ser tú mismo… pero no para demostrar a los demás que eres quien se espera que seas; sino para que libre y a gusto contigo mismo puedas cumplir tus anhelos más profundos.

Tiempo para dudar y decidir... pero no para que con ello cumplas de forma efectiva la labor diaria; sino tiempo para que al recoger las dudas únicamente necesarias te lleven por el camino de la decisión acorde al momento que te toca vivir. Hay que tener en cuenta que no hay decisiones equivocadas más si se han tomado en base a una duda, lo que hay son resultados que no dependen de nuestras manos.  

Tiempo para confiar... pero no esperando que te devuelvan algún favor; sino sentirte confiado de saber que todo pasa por algo, frente a sucesos que parecen incambiables, frente a situaciones mejorables, frente a personas increíbles, frente a la sabia Madre Naturaleza.

Tiempo para reír y llorar... de corazón deseo que si tienes que derramar lágrimas sean solo de emoción, quien llora lo único que demuestra es sencillamente que es humano, que no se comporta como una máquina insensible. Y para reír, pero con una alegría que empiece muy dentro, te invada y no te permita ocultarla.

Tiempo para ser feliz… pero no como hasta ahora, esperando contados momentos especiales, sino para conocer una felicidad escondida en lugares donde pocos se atreverían a buscar, tiempo para que seas capaz de encontrarla en las emociones tan difíciles de aceptar.

Pero sobretodo Tiempo para amar y ser amado... sentirte amado es sentirte seguro mas amar es sentir que se corre un riesgo. El tiempo que yo te deseo es para que sintiéndote amado puedas amar sin reservas ya que es la única forma de conseguir algún logro, la única forma de sentirte realmente vivo. A veces surgen situaciones que no entran en nuestros planes que nos hacen tomar decisiones imprevistas. Ninguno somos dueños de nuestro destino.



cg

sábado, 14 de abril de 2018

HORAS BLANCAS


Desafiando a mi personalidad
a mi funesto silencio
a mi tenue luz y gran sombra
irrumpió en mi soledad
sin preguntar si me nombran
en mis horas blancas de pensar
ausentes de ambición
en mis horas blancas de esperar
carentes de ilusión.

Apareció tomando mis manos
con tibio tacto de algodón
serio semblante aunque distendido
fijó sus ojos en mí
cuidado! fruto prohibido.
Desbordando mis vacíos
con la fuerza de un huracán
invadió mis pensamientos
con su dulzura celestial
buscó mis sentimientos 
que ni yo lograba encontrar
sin darme un respiro
soltando el fuego de un volcán
atrapando mis sentidos
entre su boca y mi desear.

Suaves sedas muy discretas
guardan nuestra complicidad
horas blancas que entre nubes
nuestro amor puede volar.

Caminante sin descanso
que viene y que se va
andariego sin prisa
cómplice de mi andar
solo momentos de compañía 
sin olvidarnos jamás
solo a momentos surgen besos
como sombras del más allá
timando a los días sus horas
horas blancas de alegría
burlando al tirano tiempo
que nos intenta distanciar
inventamos la ocasión
para juntos escapar.

Pero lo nuestro es eterno
nada lo puede cambiar
abrazamos el infinito
de la mano, par a par
somos dueños de las estrellas
tomando del universo
blancas horas para soñar.

cg


domingo, 25 de marzo de 2018

Versos Sencillos V


La seriedad de mis palabras 
se entibia con tu comprensión.

La tristeza de antaño allá se queda
frente a tu jocoso desenfado.

La objetividad de mi juicio
se evapora ante tu piel.

La verdad de mis vivencias 
se muere con tus galanterías.

La mentira de no quererte
se olvida en tus latidos.

La profundidad de mis versos 
se pierde frente a tus besos.

Las ideas de mi invención 
se materializan con tu presencia.

La magia de mi espíritu resurge 
frente al conjuro de tu confidencia.

El deleite de mi corazón se renueva 
frente al calor que tu sangre siente.

La niebla que cubre mi visión desaparece 
ante la desnudez de tu alma que no se arrepiente.

cg

sábado, 3 de febrero de 2018

jueves, 21 de diciembre de 2017

DICIEMBRE 25




Foto

NAVIDAD…                    
Época de estar en familia.

Me resisto a creer que todavía exista en este mundo tan cambiante y moderno quien crea que la familia se compone solamente de personas con las cuales mantenemos un vínculo consanguíneo o legal.

 La familia va más allá de un simple vínculo otorgado por la vida misma, es un sentimiento de unidad, de pertenencia hacia otras personas presentes en cada uno de nuestros días.

Benditos sean los que tienen vínculos familiares consanguíneos y legales y además están unidos y se pertenecen sentimentalmente unos a otros formando así una verdadera familia.
Benditos sean, ya que tienen la dicha de no conocer experiencias diferentes, viven en la estable felicidad de que siempre sus seres queridos están cerca y el mundo que hay en torno a otros tipos de familias son para ellos simples historias de vidas ajenas.
Benditos sean, y agradecidos deberían disfrutar de tan deseada situación.

Qué creeremos de los niños que no crecen con sus progenitores pero están rodeados de verdadero cariño por parte de sus padres adoptivos? Acaso no es esa su verdadera familia?
Qué creeremos de los soldados que cumplen misiones a veces imposibles de las cuales quizás nunca regresen y cuentan con el apoyo incondicional de sus compañeros, defendiéndose y ayudándose unos a otros como si fueran hermanos de sangre? Acaso no forman en ese momento una verdadera familia?
Qué creeremos de los exiliados que por distintas circunstancias de su vida, les ha tocado vivir una cultura diferente alejados de sus “consanguíneos” más queridos? Ellos conocen nuevos amigos, personas que los aceptan sin prejuicios y a veces hasta se enamoran de alguien tan diferente en apariencia pero que por dentro comparten la misma forma de sentir. Acaso todas estas nuevas personas que los acogen con cariño no ocupan en su día a día el lugar de una familia tangible?
Y esto no es casualidad, es que los une un mutuo sentimiento de pertenencia, de cariño desinteresado, de comprensión auténtica, esos nuevos núcleos que se forman a través de los años, ésas son también las que yo considero verdaderas familias y que son con quienes da gusto compartir la Navidad.

No debemos olvidar que lamentablemente hay hermanos “de sangre” enemistados, padres o madres que no se dirigen la palabra con sus hijos o hijas, tantos vínculos familiares rotos por la incapacidad propia del ser humano de entenderse entre sí, por el egoísmo que aflora donde no debe, por la envidia que aparece tantas veces… cuántos consanguíneos apenas se conocen entre ellos?

También hay quienes se entristecen en Navidad por el recuerdo de alguien muy querido que ya no está en este espacio terrenal, hay quien no encuentra un motivo suficiente para celebrar.
Es por demás respetable su dolor y noblemente debemos acompañarles de corazón en su deseo de no solemnizarla.

La Navidad…
época de hablar sinceramente, de comunicarse con palabras; de salir a buscar y no sentarse a esperar para encontrar.

Sí,la Navidad… 
una época para estar con la familia, o lo que es lo mismo: con quien de verdad nos ama.



Autoría propia. cg

sábado, 18 de noviembre de 2017

Versos Sencillos XVI



Tropecé con tu rostro y cayendo en tus ojos me perdí en tu mirada

 tropecé con tu sonrisa y cayendo en tu boca me perdí en tus besos

tropecé con tus manos y cayendo en tus brazos me perdí en tu piel

tropecé con tu silencio y cayendo en tu pecho me perdí en tu corazón.


cg